El apagón de Nueva York y el falso mito del boom de natalidad.

Marzo 3, 2008 de Christopher Boone

Desde hace unas semanas, llevo viendo un anuncio que me tenía pensativo.

El mensaje es bien sencillo: se habla de que a los 9 meses del apagón de NY del 1965, se produjo un gran boom de natalidad, y que esto demuestra que sabemos aprovechar el tiempo. El anuncio creo que es de coches, no sabría decir la marca.

Pues bien, yo que no me creo ni a mí mismo, decidí investigar un poco sobre la veracidad de este hecho, si bien me considero un romántico y deseaba que hubiera sido así, ya que sin duda es una historia muy bonita, no me direis que no.

Y aparte, tiene muchas escenas de sexo, si nos paramos a pensarlo.

apagon


Causas del apagón

El suceso se produjo el 9 de noviembre de 1965, sobre las 5.30 de la tarde. De repente, la luz se fue y dejó a oscuras a ocho estados de la costa este, siendo especialmente conocido el de la ciudad de Nueva York. Durante cerca de 14 horas, se paralizaron todas las actividades, produciéndose pérdidas millonarias.

Y es que tras el primer momento de incertidumbre, las siguientes horas fueron empeorándose con problemas de tráfico, ascensores que no funcionaban, se paralizaron los metros, comunicaciones…

El error se explicó como un colapso en la red interconectada de 375.000 voltios que unía Canadá y la costa noroeste de los EEUU, al parecer originado por una sobrecarga debida a varios fallos en el sistema de protección automática de la red.

El primer fallo apareció en la estación generadora hidroeléctrica Sir Adam Beck (Queenston, Ontario), donde se produjo un pico de demanda que forzó una abrupta salida de servicio. El excedente se recondujo hacia Nueva York, al parecer ante una falla de los controles.

Adam Beck

Pero esto llevó a una salida de servicio por sobrecarga del sistema, ya que hubo otro error en los sistemas de protección. Con esto, se retornó el excedente inicial de nuevo a Ontario, con lo que la planta quedó fuera de servicio.

Ya lo tenemos todo a oscuras. No hay televisión, no hay luz.

¿Qué hizo la gente?

Aparece el mito…

Se habla por primera vez del famoso boom de natalidad en agosto del año siguiente, 1966.

La revista New York Times realizó unas entrevistas a distintos doctores que decían que se había producido un gran incremento de la natalidad en el periodo de 9 meses después del apagón. De dicho estudio se sacó la conclusión de que parecía obvio. Sin otras distracciones, la gente se puso a lo que se puso.

Esta es la parte más romántica del mito, sin duda. Es bonito pensar que ante tal aburrimiento y sin luz (y la consecuente dificultad de encontrar los preservativos), pues hicieron lo que debían.

Incluso hay quien le daba el toque simpático diciendo que “todo fue causa de la iluminación con velas”, porque “Los neoyorquinos somos en el fondo muy románticos”.

… pero alguien lo investiga

Y se acaba descubriendo que esta historia romántica no era real.

En 1970, el demógrafo J. Richard Udry, de la University of North Carolina at Chapel Hill, realizó un exhaustivo estudio estadístico donde demostró que no hubo ningún incremento en la natalidad de las áreas afectadas.

Extraigo de un sitio que se dedica a estudiar leyendas urbanas (aquí) el estudio estadístico que realizó este demógrafo, a partir de datos obtenidos de una colaboración de Carl Erhart y el New York City Health Department.

Para la realización de la tabla, se tienen en cuenta los siguientes aspectos:

  • Se toma la fecha del 10 de noviembre (noche del apagón) como la de concepción de los bebés.
  • Se asume un periodo de gestación de 280 días desde la última menstruación.
  • Con estos datos, y mediante una distribución estadística que no nos vamos a dedicar a explicar aquí (porque nos gusta ser estrictos pero no pesados), se estimó que más del 90% de nacimientos concebidos en el apagón, tendrían lugar entre el 27 de junio y el 14 de agosto de 1966. Nada raro. Si nos ponemos a pensar, es 9 meses después del suceso.
  • Por lo tanto, en la tabla se muestra el porcentaje de nacimientos producidos en ese periodo de tiempo, respecto al total del año, para los años del 1961 al 1966.

Y estos son los resultados que se obtuvieron (Actualizado: todos los datos de la tabla están calculados para el periodo entre el 27 de junio y el 14 de agosto):

Como se puede observar, no hay ningún boom de natalidad, ni nada por el estilo. Es más, fijaros que ese leve incremento (14.1 respecto al 13.9 habitual) se produce en 1965, es decir, unos meses antes del apagón.

Así que lamentándolo mucho, y a partir de fuentes que parecen fiables (no pretendais que vaya a Nueva York, no me da la gana), parece ser que el mito de la noche de pasión generalizada con el apagón de 1965, se queda en eso, un simple mito.

O puede que sí dieran rienda suelta al sexo, pero con precaución.

Sea como sea, y viendo que es una historia tan bonita, en caso de que se vaya la luz en vuestras casas, ¡haced por entrar en la historia!

Fuente: http://elultimoquecierrelapuerta.wordpress.com/2008/03/03/el-apagon-de-nueva-york-1965/

2 comentarios:

Yo Extranjero dijo...

Hola!
Gracias por adherir! ;-)

Ana (Anrilla) dijo...

Hola!!! vaya que interesante tu entrada!

un saludo