Las matanzas del barranco de Babi Yar




Babi Yar (en ruso Бабий яр en ucraniano Бабин яр) es el nombre de un barranco situado en la ciudad ucraniana de Kiev. Es el sitio de la masacre de judíos y de otros civiles por los nazis, con ayuda de colaboradores ucranianos, durante la Segunda Guerra Mundial.
Los alemanes alcanzaron Kiev el 19 de septiembre de 1941. El 28 de septiembre, los avisos que colocaron los alemanes alrededor de la ciudad decían: Todos los judíos que viven en la ciudad de Kiev y en su vecindad deben presentarse a las 8 de la mañana del día 29 de septiembre de 1941, en la esquina de las calles de Melnikovsky y de Dokhturov (cerca del cementerio). Deben tomar con ellos sus documentos, dinero, objetos de valor, así como ropas, ropa interior, etc. Cualquier judío que no realice esta instrucción será ejecutado. La mayoría, incluyendo la comunidad judía de 175.000 personas de Kiev, pensaron que esto significaba que los judíos debían ser deportados. Los nazis, sin embargo, habían decidido el día 26 de septiembre que matarían a todos los judíos en venganza por una serie de bombardeos contra las instalaciones alemanas por lo cual los culparon (la NKVD las condujo sin embargo realmente). Filas de judíos fueron conducidos fuera de la ciudad a una depresión llamada el barranco de Babi Yar, sitio que había sido escogido previamente por sus características para asesinar y ocultar una gran masa de cuerpos.



La Masacre.
Los judíos de Kiev fueron recolectados en el cementerio, esperando ser cargados en los trenes. La muchedumbre era bastante grande y la mayoría de los hombres, mujeres y niños no sabían qué sucedía, para el momento en que oyeran el fuego de las ametralladoras, ya era demasiado tarde para escapar. Los llevaron en pequeños grupos de diez y los condujeron abajo de un pasillo de soldados, según lo descrito por un superviviente: No se podía escapar. Los tiros eran brutales, la sangre fluía inmediatamente, descendieron en sus cabezas, partes posterioras y hombros de a la izquierda y a la derecha.



No se podía escapar o huir. Los soldados gritaban : "Schnell, schnell!" riendo felizmente, como si miraran un circo actuar; incluso encontraron maneras de dar tiros más duros en los lugares más vulnerables, las costillas, el estómago y la ingle. Entonces les ordenaron desnudarse, era asesinados si se resistían y después tiraron a los judíos en el borde del foso de Babi Yar. Según el informe operacional No. 101, por lo menos 33.771 judíos de Kiev y sus suburbios fueron asesinados en Babi Yar entre el día 29 de septiembre y el 30 de septiembre de 1941 Tanto como 60.000 personas mas, incluyendo gitanos y comisarios del NKVD fueron fusilados más adelante en el sitio. Los encargados de esta masacre fue el Einsatzgruppen C, apoyado por los miembros de un batallón Waffen-SS y de las unidades de la policía auxiliar ucraniana. La participación de colaboradores ucranianos en estos acontecimientos, esta documentada y probada, es una cuestión de discusión públicamente dolorosa en Ucrania.

Fuentes: Wikipedia y Foro Segunda Guerra Mundial.