La desconocida radio digital terrestre

La radio digital terrestre, también conocida como radio DAB, emite en España desde hace 10 años. Sin embargo, a pesar de sus ventajas en la calidad del sonido y en la recepción de la señal, esta tecnología está poco extendida entre los consumidores. La causa principal de su baja difusión es la necesidad de contar con un receptor específico para poder escuchar su programación.

La radio digital terrestre, o radio DAB (Digital Audio Broadcasting), es una tecnología nacida en 1995 que permite transportar una señal radiofónica de forma digital utilizando una frecuencia única para todo el territorio nacional. De esta forma se realiza un uso menor del espectro radiofónico y se evitan los molestos cambios de dial cuando se viaja en coche y se quiere mantener la emisora sintonizada. La radio DAB soporta la transmisión de seis señales digitales dentro del mismo espectro, cuando para la transmisión de una señal radiofónica analógica sólo se puede soportar una señal por espectro.

En cuanto a sonido, la calidad es similar a un disco óptico con una mejor recepción frente a las interferencias o a los accidentes del terreno. Por otro lado, junto con el transporte de la señal de audio, esta tecnología permite el envío de datos, de manera que se puede mostrar en los receptores digitales numerosa información textual complementaria a la emisión, como la emisora, el título de la canción, noticias vinculadas, etc.

Otra de las diferencias respecto a la radio analógica es la frecuencia única; no es necesario disponer de diferentes frecuencias en AM y FM según las zonas geográficas dentro de un mismo país. Se trata de una opción muy interesante para ser utilizada en vehículos, al no tener que resintonizar de forma automática o manual el receptor de la radio cuando se cambia de zona de emisión. Por este motivo, es una tecnología que está implementada en los sistemas de audio incorporados en vehículos de alta gama, como los modelos A8 y Q7 del fabricante Audi. Otros fabricantes de automóviles como Ford lo incluyen de serie en algunos modelos y como opción en las gamas medias.

Sin apagón analógico

Al contrario que la Televisión Digital Terrestre (TDT), el llamado "apagón analógico", previsto para abril de 2010, no se producirá en la radio digital, ya que se utilizan unas frecuencias diferentes a las de la radio analógica. La radio digital en España está presente actualmente en las grandes ciudades con una cobertura superior al 50%. Se espera que a finales de 2011 la cobertura sea del 80% de la población.

demás, existen diferentes sistemas para la radiodifusión digital: IBOC, DAB y DRM. En España, al igual que en otros países europeos, la tecnología elegida es la DAB. Sin embargo, en los últimos años han aparecido en el mercado nuevas variaciones de la tecnología como el formato DAB+ y nuevas tecnologías alternativas como DRM (Digital Radio Mondiale), que ponen en peligro la supervivencia futura de esta tecnología.

En España, desde finales del año 2000, hay diferentes emisoras de radio digital DAB. Cadenas tradicionales como RNE, SER, COPE y Onda Cero cuentan con versiones de su programación que utilizan esta tecnología. Además, otros grupos mediáticos cuentan con emisiones DAB, como El Mundo Radio o Radio Marca.

Sin embargo, algunas emisoras han dejado de emitir en DAB después de varios años utilizando esta tecnología. Catalunya Ràdio dejó de hacerlo el pasado mes de noviembre después de 11 años. El motivo es que la demanda es muy baja y la radio institucional catalana prefiere permanecer a la espera de la evolución del mercado en el futuro.

En este sentido el principal problema parte de que la radio digital no ha encontrado su espacio comercial debido al escaso número de receptores específicos existentes en el mercado y su desconocimiento por parte de los consumidores. En los demás países europeos, con la excepción del Reino Unido, esta tecnología tampoco ha terminado de despegar por los mismos motivos.

Los receptores de radio convencionales no están preparados para recibir la señal digital de esta tecnología, lo que hace necesaria la adquisición de un nuevo equipo con un coste adicional. Los receptores digitales, empero, sí son compatibles con la radio analógica al incluir soporte FM, cosa que podría facilitar su expansión.

Pero debido al precio de este tipo de dispositivos, actualmente entre 50 euros y 300 euros, su uso no está siendo masivo en el mercado. No obstante, en los últimos años han aparecido diferentes propuestas de fabricantes que incluyen la tecnología DAB junto con otras tecnologías y diferentes tipos de conectividad, como acceso a Internet. Esto los convierte en dispositivos multimedia con capacidad para escuchar radio a través de Internet al mismo tiempo que sirven de canal de retorno para la radio digital en el momento que las cadenas permitan usos interactivos.

Hay diferentes propuestas de receptores en el mercado, pero como botón de muestra, PICO Radiostation es un modelo del fabricante Rvo con cobertura para DAB y DAB+ además de sintonizador de radio FM convencional con soporte RDS. Incluye conectividad wifi y un puerto RJ45, lo que permite su uso para escuchar más de 11.000 emisoras de radio on line además de reproducir archivos MP3. Es portátil e incorpora una batería de litio recargable con una autonomía estimada en 12 horas. Su precio es de 169 libras (unos 250 euros).

Pure Evoke-2S es un receptor DAB, DAB+ y de radio FM con soporte RDS. Dispone de una pantalla OLED donde mostrar la información asociada a las emisiones. En el aspecto energético, dispone de una tecnología para reducir el consumo. La batería tiene una autonomía de 20 horas. Incluye un amplificador de 30 vatios que puede ser utilizado como altavoz independiente de un reproductor externo gracias a su entrada de línea para audio. Precio 156 libras (230 euros).

Fuente: http://www.consumer.es/web/es/tecnologia/internet/2009/01/20/182614.php

-http://www.worlddab.org/

1 comentario:

andy dijo...

Web casting, or broadcasting over the internet, is a media file (audio-video mostly) distributed over the internet using streaming media technology. Streaming implies media played as a continuous stream and received real time by the browser (end user). Streaming technology enables a single content source to be distributed to many simultaneous viewers. Streaming video bandwidth is typically calculated in gigabytes of data transferred. It is important to estimate how many viewers you can reach, for example in a live webcast, given your bandwidth constraints or conversely, if you are expecting a certain audience size, what bandwidth resources you need to deploy.

To estimate how many viewers you can reach during a webcast, consider some parlance:
One viewer: 1 click of a video player button at one location logged on
One viewer hour: 1 viewer connected for 1 hour
100 viewer hours: 100 viewers connected for 1 hour…

Typically webcasts will be offered at different bit rates or quality levels corresponding to different user’s internet connection speeds. Bit rate implies the rate at which bits (basic data units) are transferred. It denotes how much data is transmitted in a given amount of time. (bps / Kbps / Mbps…). Quality improves as more bits are used for each second of the playback. Video of 3000 Kbps will look better than one of say 1000Kbps. This is just like quality of a image is represented in resolution, for video (or audio) it is measured by the bit rate.