La Batalla de Little Big Horn


Forzado por el expansionismo de una nación de creciemiento continuado; el gobierno de los EE.UU. ofrecio nuevos asentamientos en reservas a las tribus indias, expulsandolas de los territorios que las habian dado ocho años atrás. Naturalmente, estas no se lo tomaron muy bien, y fueron declaradas hostilas por el gobierno, iniciando una campaña militar para acabar con la amenaza de los Sioux de Caballo Loco y otras tribus hostiles.
En mayo de 1876, tres columnas del ejercito partieron para las hostilidades, la del General Terry, al mando de 1.500 hombres, y donde estaba encuadrado el 7º de caballeria, partio hacia territorio Dakota. El 26 de junio, el general Terry mando al general Custer, al mando del 7º de caballeria para que reconociese el terreno, debido a que su unidad era la más rapida y flexible y cerrase la huida de los indios una vez iniciada la batalla; pero sus ordenes eran claras; exploracion del terreno y esperada del grueso del ejercito para evitar la huida de los guerreros Sioux. Custer acepto, comandando a 12 compañias del 7º de Caballeria (597 hombres a lo que sumarian 79 exploradores y civiles), pero rechazo el refuerzo de 4 compañias del 2º de Caballeria, y el de una bateria Gatling. El solo podria manejar la situación, o eso creia.
El dia 25, Custer llego a las afueras de un gran campamento, que abarcaba casi 5 km de extension, formado por 7 tribus distintas: Unkpapas Lakota, Oglala Sioux, Pies Negros, Cheyenne, San Arc, Miniconjou y Brule; alrededor de 8.000 nativos, entre hombres, mujeres y niños. Incomprensiblemente, se preparo para atacar dividiendo sus fuerzas en 4 batallones; el primer batallon con 210 hombres a su mando atacaria por un flanco; es segundo, al mando del Mayor Reno, con 175 soldados atacaria por el otro flanco; el tercer batallón de 120 hombres, bajo mando del Capitan Bénteen avanzaria paralelo al sur de Custer, vigilando los movimientos de los indios. El cuarto y ultimo quedaria en retaguarda, bajo supervisión del Capitán McDougal.

Tras avanzar 16 km, Bénteen no encontro actividad enemigo por lo que dio media vuelta para unirse al batallón de Custer. A las 15:05 Reno llego a los limites del campamento; medio centenar de guerreros salieron a recibirles, organizando una linea de defensa entablo combate; pero los enemigos siguieron llegando; viendo el riesgo de ser rodeado, Reno ordeno el repliegue. Viendo el ingente numero de enemigos, Custer mandaria su ultimo mensaje “Benteen venga. Gran campamento. Venga rápido. Traiga la munición. P.S. Traiga la munición”.
Viendose superado, Reno ordeno una linea defensiva en la rivera del rio; intentando frenar a los cada vez más numerosos enemigos. La situación se torno desesperada, y empeoro cuando Reno perdio la compostura; dio ordenes y contraordenes apresuaradamente, ordeno montar y desmontar varias veces, finalmente al grito de "quien quiera sobrevivir que me siga", Reno acabo con cualquier posibilidad de un repliegue ordenado, el panico se apodero de los hombres, huyendo en desbandanda fueron cazados como animales por los guerreros, algunos oficiales intentaron formar pelotones apresurados para proteger la huida del resto, pero fue imposible, la consigna era, salvese quien pueda. Cuando consiguieron ponerse a cubierto, el batallón de Reno habia perdido 60 hombres. La fuerza de Bénteen se encontro con los supervivientes y organizo una linea defensiva, quedando paralizados para apoyar a Custer.
A pesar de la caotica huida, los hombres de reno podrian considerarse afortunados; los de Custer no tuvieron tanta suerte.
Los hombres de Custer atacaron el campamento con igual suerte que Reno, pronto las hordas de guerreros de la diferentes tribus se les abalanzaron con fiereza. Empieza el repliegue; el Teniente Calhoun y sus hombres fueron dejados para repeler a los indios mientras el grueso de las fuerzas de Custer tomaban posiciones defensivas; en la ahora llamada Calhoun Hill (Colina Calhoun, en honor al militar), se produjo la batalla más dura y que más hombres costo a los indios; finalmente, el numero prevalecio, y los hombres de Calhoun cayeron mientras huian aterrorizados o mientras luchaban valientemente en vano. Habián conseguido aguantar 20 min. El Capitán Keogh formo una linea defensiva, en un vano intento de proteger los pocos supervivientes de la compañia de Calhoun que corrian por sus vidas; en pocos minutos se repitio el proceso, la pequeña fuerza de Keogh fue engullida por la marea de guerreros que se mostraban imparables. La fuerza de Custer quedo finalmente rodeada por el ingente numero de indios. En lo alto de una colina, los aproximadamente 100 hombres supervivientes del batallón de Custer; sitiados, al descubierto y soprepasados en 15 a 1, se prepararon para su inminente muerte. En 8 minutos acabo todo; algunos soltaron sus armas y salieron huyendo, otros murieron mientras disparaban sus rifles, y unos pocos sucumieron en una desesperada lucha cuerpo a cuerpo.
Mientras ocurria todo esto, el batallón de Benteen habia tenido que repeler constantes ataques enemigos, teniendo que retirarse una vez comprobada la aniquilación de Custer. Atras quedaron los cadaveres de 270 hombres escalpados (con la cabellera arrancada), salvajemente mutilados y apaleados. No hubo prisioneros, ni piedad para los heridos salvajemente asesinados. Solo el cuerpo de Custer fue respetado.
A la mañana siguiente, aunque con menos fiereza, las fuerzas indias atacaron a los restos de los hombres de Reno, reforzados por Benteen y escuetamente atrincherados; mejor posicionados, con munición de sobra, las tropas supervivientes consiguieron repeler una y otra vez las acometidas del enemigo que finalmente opto por abandonar la lucha antes de que llegase el grueso del ejercito. En Little Big Horn solamente quedo con vida un integrante del septimo de caballeria; Comanche, el caballo del Capitan Keogh, asaeteado y fatigado fue el unico superviviente de la masacre. (Posteriormente fue recuperado por el ejercito y convertido en un simbolo del 7º, sufriendo un trato preferencial hasta su muerte).

Conclusiones
Aunque encumbrado por algunos como heroe, para otros, (entre los que yo me encuentro), Custer fue otro idiota más, que, vanidoso y egocentrico arrastro a la muerte a los hombres bajo su mando. Sus errores tacticos son demasiado evidentes, incluso para alguien no iniciado en tactica militar; atacar con una escueta fuerza de unos 450 soldados a una posicion enemiga provista de más de 3.000 guerreros es un suicidio, sobre todo dividiendo sus fuerzas. Las causas del extraño ataque de Custer fueron obra, de su vanidad, y posiblemente de la busqueda de gloria que le daria (a solo pocos dias del 4 de julio) el impulso definitivo para hacer carrera politica, siendo la Casa Blanca su objetivo final. Destacar las tremendas atrocidades de los guerreros indios, repugnantes y grotescas que influyeron como era habitual en la opinion general de que no eran hombres, sino animales, y como tal tratados. No obstante no negare que el ejercito de los EE.UU. no fue menos considerado, en sus ataques a los poblados, mataban hombres, mujeres y niños indiscriminadamente, las violaciones y torturas a los supervivientes estuvieron a la orden del dia, siempre que los mandos hacian la vista gorda.
Aunque una gran victoria para los nativos, Little Big Horn firmo su sentencia de muerte; a partir de entonces ya no hubo consideraciones para ellos, fueron duramente tratados y ferozmente perseguidos hasta recluirles en duras reservas. Paradojicamente, su victoria, se convirtio en su derrota.
Fuente: http://marinescoloniales.blogspot.com/2005/06/little-big-horn.html
-Pasaje de la historia en Mp3 sobre el General Custer
-Documental - La Batalla de Little big Horn
-http://www.custerwest.org/